Plan de Negocios para tu Guardería

Escrito por Leonardo Pozzobon, coordinador de programas

Qué es y qué no es un plan de negocios

Un plan de negocios NO es la solución mágica definitiva para los problemas de tu negocio; eso depende únicamente de la ejecución adecuada. Sin embargo, un plan de negocios SI es una guía bastante útil para mostrarte el camino hacia la rentabilidad, listando los desafíos y recursos necesarios para alcanzar la rentabilidad. En la vida real, es muy probable que eventualmente consigas obstáculos que no habías previsto, o que consideraste cosas inicialmente que vas a descartar luego, pero no debes dejar que esto te desanime; recuerda “Un plan es inútil, pero la planificación lo es todo”. Eventualmente puede que encuentres una mejor oportunidad o un mejor mercado que te haga cambiar de opinión sobre algo, pero con este proceso sabrás dónde te encuentras inicialmente y hacia dónde quieres ir.

Qué incluye un plan de negocios

Dicho esto, vamos a pensar en lo que se incluye en un plan de negocios. Pero primero, un negocio sólo será un negocio si y sólo si ha identificado un problema o una necesidad que puedes resolver o atender, si puede proporcionar la solución adecuada y encontrar al cliente ideal que tendrá este problema, siempre y cuando esté dispuesto y en capacidad de pagarte a cambio de tu solución. La forma de encontrar un problema y resolverlo dependerá del tipo de negocio y el producto o servicio, al igual que las regulaciones que necesitas comprender y aplicar; pero encontrar el cliente y el precio ideal es solo una parte de los planes de Marketing y Finanzas. Lógicamente, debes atender estos temas en tu “camino hacia el éxito”, o plan de negocios:

  • Problema / Solución (qué harás y cómo)
  • Plan de Marketing (quién es tu cliente y cómo lo encuentras)
  • Plan de Finanzas (cómo estás ganando dinero)
  • Operaciones (cómo estás dando o produciendo tu solución)

Construyendo mi plan de negocios

Imaginemos el ejemplo de un negocio de cuidado infantil, que brinda un servicio casi invaluable a las familias trabajadoras: cuidar de manera segura a los jóvenes mientras los padres trabajan para llevar comida a la mesa. Lo que hace 200 años pudo haber sido un papel para la familia extendida, en este mundo industrializado, los adultos jóvenes se mudan lejos del hogar y de la familia. Ahora, en el mundo post-pandemia y la gran mudanza a lugares más económicos, es aún más importante comprender las partes de un buen plan de negocios para aprovechar las nuevas oportunidades.

Empiece por analizar las necesidades y deseos de tu cliente. Lo más cómodo para un padre es dejar a sus hijos cuando van y vienen del trabajo, por lo que tu mejor opción es estar cerca de zonas residenciales u oficinas, y encontrar la mejor manera de conectarse con estos segmentos de clientes. Conectarse con tu cliente ideal es el siguiente paso en tu estrategia de marketing, y no debes dejar de invertir en los elementos más básicos de una estrategia estándar: mantener una imagen limpia y segura, ser visible y fácil de encontrar desde la calle y tener una presencia online actualizada. Cuando decides dar el paso para contactar directamente a grupos de padres, recuerda que estos se forman espontáneamente alrededor de alguna plataforma o sistema, y estos varían de una ciudad a otra. Un vecindario puede comunicarse usando Facebook, mientras a seis cuadras de distancia otro vecindario puede usar Nextdoor, y  un tercero puede usar simplemente una simple cartelera como en los viejos tiempos. Lo último es que recuerdes ser coherente con los recursos que tendrás disponibles para ejecutar tu estrategia de Marketing, e investigar bien antes de salir a gastar dinero.

Pasando al tema del dinero, recuerda que una empresa no se arruina si pierde más dinero del que gana, sino cuando se queda sin efectivo. ¿Qué significa esto? Significa que necesitas tener ahorros suficientes para cubrir tu primera semana, mes o año; el tiempo necesario que le tomará al negocio aumentar sus ventas y generar ganancias para el dueño. ¿Qué significa eso para ti? Empieza haciendo un presupuesto de todo, pero primero que nada, toma nota de todo lo que necesitas gastar para abrir, todo lo que necesitas gastar mensualmente para que el negocio siga abierto, y lo que debes gastar en tu producto o servicio. O en la jerga de CPA: tus costos iniciales, tus costos fijos, y tus Costos de Bienes Vendidos (COGS). Todo, como siempre, dependerá tanto de tus decisiones de inversión como de los recursos que tengas disponibles. Existe una gran diferencia en la inversión inicial y los costos mensuales entre las opciones:

  • Compra de un inmueble
  • Arrendamiento de un lugar

El dinero que tengas disponible puede limitar un lado de lo que puedes hacer (el número de niños que puedes atender limita la otra parte). Entonces, primero descubre qué recursos tienes disponibles, cómo es tu gran visión de un centro de cuidado infantil, y luego investiga los costos e inversiones necesarios para alcanzar tu visión. Eso se convertirá en el punto de partida de tu plan financiero.

Hasta ahora, todo sobre lo que he hablado es gastar, gastar, gastar; veamos el ingreso. Brindar la solución a un problema, ya sea vendiendo un producto físico o vendiendo su tiempo y conocimiento, siempre traerá ciertos costos asociados con cada unidad de producto o servicio que venda. Ese costo es lo que llamamos Costo de Bienes Vendidos. Esto definirán, en primer lugar, la cantidad más baja que puedes cobrar, y te da una guía sobre qué precio definir. Finalmente, la cantidad de clientes a los que podrás atender define tus Ventas, resta tus COGS y tendrás tu Ganancia Bruta estimada. Este monto es lo que usarás para cubrir tus gastos fijos, pagos de préstamos, nómina y la ganancia del dueño. Aquí está la gran importancia de hacer una estimación buena y realista de todos sus gastos, fijos y variables. Si cometes el error de sobreestimar la cantidad de niños a los que puedes atender, no cubrirás tus costos; subestima tus gastos de alquiler, servicios públicos o nómina, y es posible que no le quede ganancia al negocio. Un pequeño error puede significar que tu negocio ya no es sostenible.

Esta es una descripción muy breve de todo lo que debes tener en cuenta al hacer tu plan de negocios para un Centro de Cuidado Infantil. Si quieres profundizar en cualquiera de estos temas, no dude en comunicarte con EGBI para una sesión de coaching.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.