Por Pamela Chow

Pavielle Babai-Pirouz es propietaria de un vivaz negocio de bicitaxis, High Tach Hippie, en Austin, Texas, donde supervisa una flota de bicitaxis alquilados a conductores. Los bicitaxis, esencialmente taxis en bicicleta, proporcionan un modo de transporte único y ecológico por la ciudad. El viaje de Pavielle comenzó en 2008, cuando ella misma comenzó como conductora de bicitaxi. En 2021, impulsada por sus años de experiencia y conocimiento, dio el salto para iniciar su propia empresa. Aprovechando una oportunidad, adquirió un negocio de bicitaxis que estaba en venta, ampliando instantáneamente su flota a 32 bicitaxis para comenzar su viaje. Pavielle nos comparte su experiencia como cliente de EGBI.

¿Cómo se enteró de EGBI?

Estaba buscando un contador y mi contador me recomendó EGBI. Necesitaba ayuda para organizar mi flujo de dinero. Si bien podía gestionarlo yo misma siendo una empresa pequeña, necesitaba ayuda para aprender a hacerlo de forma eficaz.

¿Cómo te ha ayudado EGBI?

EGBI ha sido fundamental en varios aspectos. Me enseñaron contabilidad, cómo crear un sitio web e incluso cómo contratar a un abogado. Además, me ayudaron a conectarme con la Cámara de Comercio, que es bastante similar a EGBI en términos de conexiones para emprendedores. Sin embargo, la Cámara de Comercio se ocupa principalmente de empresas establecidas, a diferencia de EGBI, que trabaja tanto con ideas como con propietarios de empresas establecidas. Asistí a todos los talleres que ofrecieron.

¿En qué trabaja ahora?

Mi negocio ha superado la capacidad de la locación actual, por lo que estoy buscando expandirme a una nueva ubicación. En la industria del bicitaxi, los conductores me pagan para alquilar el bicitaxi. Para que a los conductores les resulte más atractivo elegir mi compañía, planeo ofrecer mejores comodidades en las nuevas instalaciones, como aire acondicionado, duchas e incluso literas para las siestas. Esta nueva tienda también podría servir como lugar de aterrizaje para los conductores que vienen de fuera de la ciudad para asistir a eventos en Austin.

¿Qué te inspiró a convertirte en empresaria?

La libertad que conlleva el espíritu empresarial fue una gran inspiración para mí. Poder establecer mi propio horario y ritmo era algo que valoraba y que experimenté como conductora de bicitaxi. Al principio, estaba aterrorizada de iniciar mi propio negocio debido al miedo al fracaso y a las dudas, especialmente ante desafíos como dificultades de lectura. Sin embargo, la tecnología y la tutoría del propietario anterior me ayudaron a superar esos obstáculos.

¿Cuál es tu mayor desafío?

La gestión de los conductores es uno de mis mayores desafíos. Muchos de ellos tienen diversos intereses en sus vidas y algunos aspiran a ser músicos o dedicarse a actividades artísticas. Equilibrar sus aspiraciones manteniendo la eficiencia del negocio puede ser una tarea delicada. Es importante mantener el respeto y la comprensión, especialmente cuando se trata de personas con inclinaciones artísticas.

¿Qué consejo tienes para los aspirantes a empresarios?

Mi consejo sería aceptar las críticas y los comentarios, incluso de aquellos que puedan parecer que te están derribando. Aprendí a convertir los comentarios negativos en algo positivo, reconociendo los problemas y trabajando para solucionarlos. Preocuparse por cosas que pueden cambiar es inútil; en lugar de eso, concéntrese en hacer esos cambios. Y para las cosas que escapan a su control, aprenda a aceptar y adaptarse sin preocupaciones innecesarias.

Traducido al español por Maria Hoffman. Encuentra la versión en inglés aquí.