CONOCE A NUESTRA CLIENTA DE EGBI -MARGARITA FOSS

Por Alison Flangel

Soy Margarita Foss, una experta en el manejo y control de las emociones personales y en la construcción y mantenimiento de una autoestima positiva. Nací colombiana, vivo en Austin, Texas. Una esposa feliz y madre de dos increíbles niños, Jaime y Daniela. Ahora he dedicado mi vida a guiar a mujeres hispanas quienes ya han logrado obtener éxito, comenzado una familia y que sienten que “lo tienen todo”, pero dentro de sí, sus pensamientos no les permiten ser felices, se sienten incapaces de superar un pasado desagradable. Ayudo a latinas que han hecho mucho por otros que hasta se han olvidado de sí mismas; alcanzando un punto en su vida donde dicen “!Ahora es mi turno!” Paso a paso les ayudo a que se vuelvan mujeres mentalmente fuertes en control de sus emociones; obteniendo una vida mucho más productiva, plena y feliz.


Desde el momento de mi temprana edad cuando personalmente sufrí abuso emocional he trabajado diligentemente para sobrellevar el dolor y la pena. El aprender inglés me dio la habilidad de aprender de muchos expertos en el área de superación personal, salud emocional y desarrollo espiritual. Estudié, escuche podcasts, atendí a seminarios y talleres; obteniendo certificaciones y acreditaciones y he creado una profesión a medida que toma todo lo que ha aprendido y lo adapta y confecciona para la comunidad de mujeres hispanas. Recientemente he creado The Empowered Latina Academy (ELA por sus siglas en inglés), un programa en línea que enseña que vivir sin ningún cargo emocional puede hacerte una mujer más feliz e inspirada, viviendo una
vida más productiva y abundante.


Margarita Foss comparte su experiencia como clienta EGBI.

Magarita Foss


¿Te importaría decirnos un dato gracioso sobre ti?
Desde antes de convertirme en dentista hace más de 25 años en Colombia, he odiado dar presentaciones. Odiaba hablar en público. No me gustaba hablar en frente de mis compañeros de clase. Me ponía muy nerviosa hasta el punto de que se me revolvía el estómago. Pero de una o de otra forma pareciera que siempre hacía un buen trabajo.

De hecho, fui invitada varias veces para hablar de higiene oral en estaciones de radio locales de mi ciudad natal así como también en pequeñas villas rurales de Colombia. Conforme el tiempo pasaba me mudé a los Estados Unidos hace 17 años. Fui a la escuela de higienistas dentales y de nuevo me encontré dando presentaciones a mis compañeros en la escuela. Después de graduarme en cada trabajo que he tenido en consultorios dentales se me requiere que informe y eduque a la gente, individualmente y en grupos, sobre salud e higiene bucal. Doy presentaciones a mis pacientes, en escuelas, asilos de ancianos y otros. Los últimos años de mi carrera dental terminé enseñando higiene oral en una orientación de nuevos empleados de una institución con pacientes con necesidades especiales. Pero aun así, el hablar en público y ahora en inglés era algo que realmente no disfrutaba en absoluto. Sin embargo un día noté que la gente se quedaba después de clases para hacerme preguntas y ESE fue el momento en el que me di cuenta que enseñar era algo en lo que realmente era buena
haciéndolo y comencé a enamorarme de hablar en público.


¿Cómo fue que te involucraste primero en EGBI?
Hace dos años estaba buscando una organización que me pudiera ayudar a aprender a como iniciar mi negocio, Life Coaching for Latinas. Encontré EGBI y tuve la oportunidad de tomar los talleres que ofrecía en ese entonces. Más tarde, como coordinadora de Miércoles Profesional de Amhiga Hispana (organización sin fin de lucro), tuve la oportunidad de conectarme con Mónica Peña y me habló más sobre la organización. Siento que como mujeres propietarias de pequeñas empresas, somos muy bendecidas al tener la oportunidad de trabajar con EGBI y aprender las habilidades que son necesarias para tener éxito.


¿Por qué es importante apoyar organizaciones tales como EGBI?
Como emprendedora latina se de primera mano los problemas que conlleva el establecer un negocio y, honestamente, al menos que tengas una guía de expertos tales como los que encuentres en EGBI, puede llevarte años para tener éxito. Así que por qué tratar de construir algo desde abajo en un área donde no tienes idea, ni experiencia y gastas tiempo, dinero y esfuerzo cuando puedes contar con asistencia experta como EGBI. Como el proverbio Africano que dice “Si quieres ir de prisa, ve solo. Si quieren llegar lejos ve acompañado”. Al decir esto, el apoyo de las organizaciones como EGBI son muy importantes para dueños de negocios que están
luchando para construir un negocio de éxito. ¡Juntos llegaremos lejos!


¿Cómo te ha ayudado el involucrarte con EGBI a crecer profesionalmente y
personalmente?

El primer día EGBI comenzó a ayudarme a ser más organizada, a hacer mi tiempo más productivo y lo más importante a construir mi propio poder para mantenerme enfocada en las cosas importantes de mi empresa. Me ofrecieron “las herramientas” organizacionales indispensables para cualquier negocio. Trabajando con EGBI he tenido la oportunidad de conocer gente increíble que trae a mi vida la experiencia y conocimiento de construir un pequeño negocio, algo que valoro inmensamente.


“No hay duda que mi empresa se está moviendo al siguiente nivel mucho más rápido que si no hubiera sido por el apoyo de EGBI.”


En 2021, los voluntarios de EGBI pusieron más de 130 horas para ayudar a EGBI
a ayudar y servir a más de 400 pequeñas empresas. Los voluntarios ayudan a
EGBI a lograr su misión de entrenamiento, consejería y apoyo a aspirantes y a
propietarios de negocios existentes que enfrentan barreras al hacer crecer una
empresa exitosa.

Traducido al español por Diana Ariza. Para leer el artículo en inglés, haga clic aquí.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.